“Bećarac”, una canción vocal e instrumental de Eslavonia, Baranja y Srijem

“Bećarac”, una canción vocal e instrumental de Eslavonia, Baranja y Srijem

La melodía tradicional acompañada de instrumentos es la base sobre la cual muchos pueblos construyen y mantienen su identidad cultural, pero “bećarac“, que es una canción vocal e instrumental a la vez, es el fenómeno único en este mundo. Las bromas y las burlas, los temas de amor y las alusiones eróticas, a menudo cantadas en metáforas y alegorías, son las características principales de esta canción, que es extremadamente popular en Eslavonia, Baranja y Srijem. Los temas del “bećarac”, por supuesto, dependen del momento, el lugar, la audiencia, pero también de los cantantes, quienes, para ser reconocidos, deben dominar el repertorio tradicional, pero también deben estar listos para introducir algo propio, generalmente con humor, sobre temas actuales de la vida cotidiana. Tal vez suene simple, pero la forma básica de “bećarac” es un dístico compuesto de dos decasílabos que se deben improvisar en el momento, y cantar con la misma melodía de veinticuatro compases seguidamente.

 

El “bećarac” comienza con un primer verso, mientras que el segundo suele ser la antítesis del primero y lo cantan otros cantantes, repitiendo los versos de una vez. Un buen cantante de “bećarac”, por supuesto, tiene una excelente presentación vocal, pero más que nada se aprecia la velocidad y la astucia en el momento de improvisación. El grupo de cantantes que realizan este canto vocal-instrumental gozan de una presencia inevitable en las bodas tradicionales y ampliamente conocidas de Eslavonia, pero también en  ocasiones menos formales, eventos y reuniones folclóricas, y en una atmósfera de este tipo no hay lugar para la ira. Bueno, si el cantante se mete con alguien, se puede parafrasear un conocido dicho: “¡Lo que pasa en el “bećarac”, se queda en el “bećarac”!”

 

Por supuesto, el objetivo del “bećarac” no es ofender a nadie, aunque a veces los versos pueden ser inequívocos, se trata sobre todo de dar forma libre y fondo sonoro a muchos acontecimientos importantes de las vidas de los habitantes de la parte oriental de Croacia. Siendo humorístico y, a veces, provocativo, parece ser que este hecho en sí ha ayudado a que se preserve, por lo que no hay temor a la desaparición de esta tradición, especialmente cuando se trata de las generaciones jóvenes como portadoras de este patrimonio.